dissabte, 16 de maig de 2015

Dos masurques

Als arxius de la Unión Musical Santa Cecilia d'Énguera es conserven les partitures manuscrites de moltes peces que van interpretar les dues bandes de música que hi havia en aquesta vila de la Canal a principis del segle XX, la Banda Primitiva o Música Vieja i la Lira Enguerina o Música Nueva, fundada pel Mestre Ventura.

Jaime Ventura és precisament l'autor de la primera masurca que presentem, dedicada a la seua esposa sota el títol " Te amaré siempre". La segona masurca és una peça  que es va popularitzar molt a Énguera i que apareix enregistrada en un dels nostres discos. És la famosa Mazurqueta del Tío Figa, composada per Joaquín Miralles, Figa, qui era cunyat del mestre Ventura.







divendres, 15 de maig de 2015

Lletres del disc "Énguera y La Canal. Música tradicional valenciana"




Títol: Énguera y la Canal. Música tradicional valenciana
Any: 2004

Sou molts els que pregunteu on podeu aconseguir les lletres de les cançons dels nostres discos, així que hem decidit anar publicant-les. Als llibrets que acompanyen els CD que hem editat no les hem volgudes posar perquè no es tracta de cançons que tinguen una lletra fixa i immutable, sinó que, com és habitual en les peces de la tradició popular, les jotes, fandangos i seguidilles s'interpreten amb diverses estrofes que varien en cada situació. 

Per això volem deixar ben clar que les lletres que publiquem són les que en el seu moment vam seleccionar per a fer l'enregistrament dels discos, i que poden ser substituïdes per d'altres.



1.-Jota del tío Francisco Micó. Navalón

Y en las Arenas la luna
en Navalón sale el sol
de las mozas de Requena
de las cuatro quiero a una.

Ay que sí que sí
ay que no que no
y esa morenita
la camelo yo.

Como se menea como se menea
el agua en la pila
así se menea sí se menea
tu cuerpo chiquilla
como se menea como se menea
el agua en el pozo
así se menea así se menea
tu cuerpo garboso

Más fresquita sale el agua
cuanto más hondo es el pozo
cuanto más hablo contigo
más me gustan tus palabras

Una que me quería
ya no me quiere
como poco valía
poco me duele. (nena)

Ai sin sal sin sal en mig del bancal
el nóvio a la nóvia li ausava el brial
ai sin sal sin sal ai sin sal saleró
el nóvio a la nóvia li ausava el faldó

Que buenos chicos que son
madre mía los mineros
na más tiene  que una falta
que mueren sin confesión

¿Qué es aquello que abaja
por l’alto el cerro?
Son las tripas d’un fraile
que arrastra un perro.

Ay sin sal sin sal
 ay sin sal saleró
a esta chica guapa
 la camelo yo

Por las mujeres bonitas
Navalón es un rosal
y yo que estoy allegando
los canto la despedida.


2.-Fandango del tío Màxim. Faracuat

Todas las mujeres tienen
en el pecho dos limones
y un poquito más abajo
la perdición de los hombres

Solita te estás criando
como la mata del trigo
y yo te estoy aguardando
para casarme contigo

Dicen que las asucenas
se crían por los ribazos
yo también me criaría
resaladita en tus brazos

Rosa, si no te cogí
fue porque no tuve gana
que en ese rosal dormí
y a Rosa tuve en la cama
y en la cabecera un jarmil. [jazmín]

La despedida los doy [os]
la que dan los enguerinos
buenas tardes caballero
vaya usté por buen camino.

3.-Mandamientos de amor. Énguera

Los mandamientos  de amor
te vengo a explicar, paloma,
de quererte y que me quieras
y me tengas en memoria.

El primero, amar a Dios.
Yo no amo como devo,
Ha puesto l’amor a un hombre
más que a mi vida lo quiero.

Variante: En el primer mandamiento
la primer cosa es amar.
Te llevo en el pensamiento
y no te puedo olvidar.

El segundo, no jurar.
¡Más de dos mil juramentos!
Tu me jurastes a mí
palabras de casamiento.

El tercero, que en la iglesia,
yo no estoy con devoción,
sólo de pensar en ti,
prenda de mi corazón.

En el cuarto, que a mis padres
les ha perdido el respeto
sólo por hablar contigo
dos palabras en secreto.

En el quinto, no matar.
A nadie he muerto yo.
Yo soy el muerto, señora,
usté la que me mató.

Niña que estás al balcón,
quítate y métete dentro.
No hagas pecar a los hombres
en el sexto mandamiento

El septímo, no hurtar.
Yo no hurto nada a nadie.
Sólo hurtaré a una niña
si me la niegan sus padres.

Octavo, no levantar
falso testimonio a nadie
como a mi me los levanta
una dama de esta calle.

Noveno, no desear
ninguna mujer ajena,
como a mí me la desean
para casarme con ella.

Décimo, no codiciar.
Yo no vivo codiciando,
que lo que codicio ahora
es el matrimonio santo.

En estos diez mandamientos
sólo se encierran en dos:
en quererte y que me quieras
y nos casemos los dos.


4.-Garlandín. Énguera

El cangrejo está en la cueva
y no lo puedo pillar
que píllalo tú
que a mi me se va
que píllalo tú
que a mi me se va

Si lo pillo u no lo pillo
u lo dejo de pillar
que píllalo tú
que a mi me se va
que píllalo tú
que a mi me se va

garlandín, garlandín,
garlandín, garlandín,
garlandín, garlandín,
garlandán.

5.-Jota de garbellet. El Calderón

El vicario de Mogente
ha perdido su carrera
por llevarse a la Dolores,
hija de la molinera.


Patita colorada
tiene la perdiz,
patita colorada
boquita y nariz

Me dejistes que era fea
y al espejo me miré.
Mira que no soy tan fea
y algún tonto engancharé.

Ay, madre, que l'han roto
el cantarito en la fuente.
Yo no siento el cantarito
sinó qué dirá la gente.

Te piensas que soy de aquellas
que van por los olivares
con el pañuelo en la mano
llamado a los melitares.

Te precias de buena moza
y buena moza soy yo,
que ese que tienes tú agora
antes l'ha tenido yo.

6.-La huida a Egipto. Vallada

La Virgen y San José
mamprendieron el camino
antes de venir al mundo
el Rey Celestial Devino.
La Virgen María
y su esposo José,
los dos aflegidos
fueron a Belén.

Andando por el camino
un labrador encontraron.
María le preguntó:
-Labrador, ¿qué estás sembrando?
El labrador dice:
-sembrando estoy piedras.
-Pues, si siembras piedras
cantos te se vuelvan.

Es tanta la moltitut
que Dios le envió de piedras
que se le puso el bancal
como si fuera una sierra.
Ese es el castigo
que Dios le envió
estando sembrando
aquel labrador

Siguieron más adelante,
otro labrador que vieron,
María le preguntó:
-Labrador, ¿qué estás haciendo?
El labrador dice:
Señora, sembrando
este poco trigo
para el otro año.

-Vente mañana a segarlo
sin denguna detención
que este milagro l’ha hecho
el Devino Redentor.
Y si por nosotros
vienen preguntando
dirás que  nos vistes
estando sembrando.

El labrador se va a casa
con contento y algasara
y a su mujer le dió cuenta
de todo lo que pasaba.
 Con grande alegría
dijo su mujer:
-¡qué trigo más bueno
vamos a tener!

Al otro día siguiente
fue al campo donde se hallaba
el trigo ya por segar
que de seco se pasaba.
Este es el milagro
que Dios le envió
estando sembrando
aquel labrador.

Estando segando el trigo
cuatro hombres al caballo
por una mujer y un niño
y un hombre van preguntando.
El labrador dice:
-yo sí que los vi
estando sembrando
pasar por aquí.

-¿Qué señas lleva esa gente?,
usté desengáñenos.
-La mujer es muy bonita
y el niño parece un sol.
El hombre parece
ser algo más viejo
que será más que lla
quinz’años lo menos.

Se miran unos a otros.
Dol mil reniegos se echaron
de ver que no habían logrado
el intento que llevaron.
El intento era
de cogerlos presos
y de presenatarlos
a Herodes Soberbio.


7.-Jota de quintos. Navarrés

Señores esta es la jota
la jota navarresina
la que cantamos los quintos
rondando por las esquinas

madres de los quintos 
ya podéis llorar
que al año que viene 
se los llevarán

Unos disen que se muere
otros disen que se apaña
y yo digo que no llega
 a las tres de la mañana

A la fuente voy por agua
al molino por moler
a tu casa voy por verte
pero no te puedo ver

Cuando paso por tu puerta
compro pan y voy comiendo
pa que tu padre no diga
que de verte me mantengo.

8.-Fandango del tío Francisco Micó. Navalón


Dos y dos son cuatro
cuatro y dos son seis
seis y dos son ocho
y ocho dieciséis
y cuatro son veinte
y dos ventidós
y ocho son trenta
y dos trenta y dos
y ocho son cuarenta
y dos cuarenta y dos
y ocho son cincuenta
y aquí se acabó.

 Si de Elvira soy amante
nadie me tenga ambición,
yo por Elvira daría
alma, vida y corazón.

Arbolito te secastes
teniendo l’agua en el pie
en el tronco la tristeza
y en las ramas un querer.

Aunque tengas más quereres
que flores tiene un almendro
no te ha de querer denguno
como yo t’estoy queriendo.

En Villena, las Vertudes,
en Guiecla la Concención,
la de Belén en Almansa
y su hija en Navalón.

9.-Seguidillas. Énguera

Una sartén sin mango
me dio mi suegra
cada vez que me riño
viene a por ella.

Por donde vas a misa
que no te veo
por un empedradito
que han hecho nuevo.

Zanahorias borrachas
pan de centeno.
En llenando la tripa
todo está bueno.

10.-Romance de Gerineldo. Énguera

-Gerineldo, Gerineldo,
Gerineldito querido,
¿quién te pudiera tener
tres horas en mi aposento?
-Señora, burláis de mí
porque soy vuestro criado.
-No me burlo, Gerineldo,
no me burlo, dueño amado.
-¿A qué hora he de venir
para no ser conocido?
-Entre la una y las dos
cuando el rey esté dormido.
Entre la una y las dos
Gerineldo se ha vestido
con zapatitos de seda
y al cuarto la infanta ha ido.
Se pusieron a luchar
como a mujer y marido.
A la mitat de la lucha
se quedaron adormidos.
El rey quería vestirse
no encuentraba su vestido.
-¿A quien paje llamaré
que sea más bien servido?
Llamaré a Gerineldo
que es el paje más querido.
El rey que se lo recela
al cuarto la infanta ha ido
se los encuentró durmiendo
como a mujer y marido. -Si mato a la infanta
tengo el palacio perdido
y si mato a Gerineldo
que lo tengo desde niño.
Pondré mi espada en medio (y)
me servirá de testigo.
A la frior de la espada
la infanta se dispertó.
-Levántate, Gerineldo,
levántate, dueño amado,
que la espada del rey padre
nos servirá de testigo.
-¿Por dónde me iré, señora?
¿por donde me iré, Dios mío?
-Márchate por el jardín,
cogiendo flores y lirios
y si  encuentras al rey padre
te haces el desentendido.
El rey que se lo recela
al encuentro le ha salido.
-¿D’onde vienes, Gerineldo,
tan triste y descolorido?
-La fravancia de una flor
el color me se ha comido.
-Sobre mañana a las dos
tú has de ser su marido.
-Tengo el juramento hecho
a la Virgen de la Estrella:
mujer que ha sido mi llama
de no casarme con ella.

11.-Jota del tío Cerezo. Bicorp

Soy del Hoyo, soy del Hoyo
soy de la rica Ribera
donde se fabrica el oro
l’azúcar y la canela.
Al salir el sol te quisiera ver
pero veo niña que no puede ser
que no puede ser que no hay ocasión
para verte niña al salir el sol.

Ya me decían a mi
que tu querer era en vano
que el sol desvanecería
como nube de verano
Cuando cantan las ranas
bailan los zapos
tocan las castañetas
los ranacuajos.

Yo festeaba una chica
que era hija de un barbero
su madre por darme chasco
puso en la ventana un cuerno
Y el ratón que más tiene
son los bujeros
sale el gato y lo pilla
anda y salero. (niña)

La despedida los doy
la que dan en Alicante
el que quiera bailar más
que se toque y que se cante.


12.-Arguilando de los reyes. Navalón

Por debajo de la puerta
se ve la lur del candil [luz]
esta sí que es buena casa
que nus darán del pernil
Ya vienen los reyes
por las Cantaricas
y al Niño le train
unas alborguicas.

Si nus has de dar higuitos
no les quites los pezones
que aquí traigo un compañero
que se los come a muntones.
Ya vienen los reyes
por l’Alto la Balsa
y al Niño le train
una calabaza.

Esta casa es casa grande
y tiene munchos balcones
y la dama que está dentro
parece un ramo de flores.
Ya vienen los reyes
por los Villaricos
y al Niño le train
unos zapaticos.

San José era carpintero
y la Virgen, costurera
y el niño recoge astillas
para cocer la puchera.
Ya vienen los reyes
por la costereta
y al Niño le train
una camiseta.

13.-Los de mi batería. Énguera

Los de mi batería,
oh, qué alegres son,
comen con alegría
y entregue usté el porrón
Mientras que l’artillero
no diga bomba va
mientras que no dispare
ninguno beverá.

Que beva, que beva...

que ya no beva más

14.-El milagro de Antequera. Énguera

Sois un santo divino
santo glorioso
sois el más deslumbrante
y el más hermoso
y más bello
que de Dios el remedio y amparo
la devota que os llama en el suelo
bendito San Antonio
darle consuelo.

Vivía un matrimonio
en Antequera,
que tenía una hija
que era tan buena
y cristiana
que todas las mañanas oía
misa con alegría y de modo
que creía en Jesucristo
y en San Antonio.

Muy crueles sus padres
la atormenataban
y a la inocente niña
la castigaban
malvados
del Demonio tentados y validos
mil castigos le daban y juraban
que si en Cristo creía
muerte le daban.

Su gran mata de pelo
se la cortaron
muchos golpes le dieron
y le arañaron
la cara.
Triste y desconsolada y llorando
al cielo se aclamaba dijiendo:
-qué padres tan herejes
son los que tengo. 

Se marchó de su casa
y se fue a la iglesia
y le reza a San Antonio
dándole quejas
dijiendo:
-mira cómo me han puesto: pelada
de golpes maltratada la cara
toda llena de heridas
y ensangrentada.

Alcanzó San Antonio
del Rey Supremo
devolverle a su devota
su hermoso pelo
y blancura.
Realzó de tal modo su hermosura
que sus padres al verla tan bella
exclamaron dijiendo
que no era ella.

Míreme, madre mía,
si usté me extraña.
Mire que soy la hija
de sus entrañas
nacida
a la que ha protegido un milagro
que ha obrado San Antonio amoroso
devolviéndome el pelo
el santo glorioso.

Desde entonces sus padres
se convirtieron
y a la fe de Jesucristo
siempre siguieron postrados
y después de bautizados decían:
-a este santo pedirle consuelo.
Que el señor nos perdone
y nos lleve al cielo.

Amén.

15.-El niño perdido. Énguera

Madre, en la puerta hay un Niño
más hermoso que un sol bello
el pobrecito está en cuero
y dice que tiene frío.
Dile pues que entre
y se calentará
porque en esta tierra
ya no hay caridá.

Entra el Niño y se calienta
y calentándose estaba
y le dijo la señora:
-¿De qué pueblo y de qué patria?
Mi madre es del cielo
mi padre también.
Yo soy el Niñito
que nació en Belén.

-Hacerle la cama al Niño
con finura y con primor.
-No me la haga usté, señora,
que mi cama es un rincón.
Mi cama es el suelo,
desde que nací,
y hasta que me muera
ha de ser así.

16.-Jota de pascuas. Énguera

Una vieja y un candil
la perdición de una casa
la vieja por lo que gruñe
y el candil por lo que gasta.

Sal salerosa conmigo mi niña
sal salerosa conmigo a cantar
sal salerosa conmigo a la jota
sal salerosa conmigo a bailar.

Una vieja en un corral
en un pedo mató un pollo
salió l’aguelo y le dijo:
-tienes culo de dimonio.

Bailador que estás bailando
menea bien esas patas
que parece que las tengas
en un saco de patatas

Como quieres que te quiera
si siempre me estás pegando
como si mi cuerpo fuera
hecho de piedra de mármol

17.-Jota del tio Cardero. Énguera

Mírala por dónde viene (bis)
la tonta de mi mujer
con el pañuelo en la mano
cansadita de correr.(bis)

Aunque vayas y vengas
a la botica
ese mal de cabeza
no te se quita

Toditos los tixiores
tienen el andar muy fino
porque están acostumbrados
al aguardiente y al vino.

A tu madre l’han hecho
y a tu padre l’harán
a tu madre l’han hecho
capitán general.


Bailador que estás bailando
menea bien esos pies
que la bailadora dice
no me enganchas otra vez

Arrincónamela
y echamela al rincón
si es casada casada
si es doncella mejor

Mira si ha corrido tierras
que ha estau en Benacancil,
en el pocico Burgueño
en Benifaldas y aquí.

A la tía Curricalles
l’ha visto el culo
no ha visto chimenera
que eche más humo

Allá va la despedida
y aquí cierro mis papeles
bien me dispensar
hombres, niños y mujeres

18.-Ceringosa. Énguera

Esta es la ceringosa del baile
con su ceringota, la ceringotana.

Por lo bien que lo baila la moza
que busque compaña (bis)
Salga usté.
Salga usté, salga usté, salga usté.

Salga usté, que la quiero yo ver
saltar y blincar
y dar las vueltas al aire

Por lo bien que lo baila la moza
que la dejen sola (bis)
Salga usté.
Salga usté, salga usté, salga usté.


19.--Fandango del tío Cardero. Énguera

Pepa Dolores te llaman
y por llamarte Dolores
no me seas tan ingrata
que me duelen tus rigores
y tus derdenes me matan

Vivir sin ti no es vivir
y sin ti no vivo yo
más vale esperanza en ti
que vivir en proseción
hoy aquí mañana allí.

Son tus ojos tran brillantes
que para mi brotan fuego
déjame niña mirarlos
aunque me queme con ellos.

Siete lebrillos de sangre
derramo por tu querer,
considera dueño mío
que pecho debo tener.

La despedida los doy
la que damos en Enguera
ya me pueden dispensar
los de dentro y los de fuera
que yo ya no canto más.

Si vols sentir-ne uns fragments,  clica ací


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...